jueves, febrero 23, 2006

La batalla de las OPAs.

Se habla ahora de si la publicidad de Eon y la de Endesa guardan ciertas similitudes que por supuesto se agravan según con la mala leche que se miren.

A mi sin embargo me llama más la atención la forma en la que la guerra de la OPA (la primera y original) se ha traducido en las respectivas publicidades:

  • Endesa: La mejor compañía es la tuya.
  • Gas Natural: Sumamos energías.
Lo curioso de esto es que las dos utilizan el doble sentido con bastante brillantez desde mi punto de vista, y que ninguna de las dos va dirigida al consumidor sino al accionista. El propio en el caso de Endesa y ajeno en el caso de Gas Natural.

Lo que no entiendo es como puede justificarse el gasto de estas campañas ante el accionista, pero claro, como yo no soy accionista de ninguna de las dos no tengo porqué protestar.

    publicado en: Sociedad

    8 comentarios:

    Pablo dijo...

    Desde luego, algunos publicistas son de una sutileza asombrosa. Lo chocante, como señalas, es que la publicidad se dirija al accionista (pues al consumidor, como mucho, lo prepara para el cambio de imagen). Me parece que la publicidad se está convirtiendo cada vez más en un discurso fantasma al que nadie hace caso -se pasa de página, se hace zapping...- que se ve obligado a invadir otros espacios -p. ej., las series, los concursos-.

    replicante dijo...

    Se ha dicho también que el “on” que alumbra la nueva campaña de ENDESA no sólo hacía referencia a la compañía alemana con la que estaban negociando por lo bajini, sino que además si se le da la vuelta es “no”, como alusión al rechazo a la OPA. Se han dicho muchas cosas.
    Mi opinión de escéptico y habitual seguidor de la prensa económica (obviamente por trabajo, no por gusto) es que todo, incluyendo la politización del asunto, no es más que una gran cortina de humo para asegurar que la salida de la alta directiva de la eléctrica se haga con unos sustanciales beneficios, como aquellos con los que cargó Villalonga al marchar de Telefónica. No creo que los accionistas les importen una mierda, ni la españolidad, ni el buen servicio, ni Bruselas y Neelie Kroes. Sólo importa que el blando culo de Rafael Miranda y sus acólitos salga con la menor pupa posible.
    Lo cual no quita que me parezca que están llevando una campaña brillante. Su éxito, precisamente, reside en que en este blogk, como en todas partes, se discuta a quién está dirigida. ¿Mi opinión? Está dirigida a hacer que todos creamos que aquí se está discutiendo algo más que el reparto de stock options o el mantenimiento del cargo por parte del actual equipo directivo. Todo lo demás, una mina para la leña al monkey… Saludos. R.

    raúl solera dijo...

    Tengo la sensación Replicante de que te conozco, pero en fin, eso es lo de menos.
    No estoy de acuerdo contigo, es decir, no creo que se trate de una cuestión de pasta para Miranda y Pizarro, en realidad no se trata en absoluto de eso, se trata de política, del PP, del PSOE, de una empresa catalana queriéndose comer al pez grande y de la negociación del estatuto.
    Vamos, que si el origen de la operación no era político (como yo creo) enseguida la convirtieron en política para darle a ZP a propósito del estatuto.
    Desde mi punto de vista, el éxito de la campaña no es tal éxito, si la gente habla de Endesa o Gas Natural no es por la campaña, es por la política que le ha hecho campaña a esa campaña que no trata de que compres sino de que no vendas.
    En fin, un dos tres el mundo al revés.

    replicante dijo...

    Sí me conoces, si, pero en efecto es lo de menos. Y ya que te permites decir lo que son las cosas “en realidad”, debo decirte que en mi opinión precisamente el mejor trabajo de comunicación que ha hecho Endesa es hacer creer a la gente como tu, los grandes aficionados a la polémica política, que este debate es otra cosa que una cuestión de valor de acciones.
    Si yo quisiera protegerme ante la opinión pública, estimularía los sentimientos anticatalanes u otros cualesquiera que sirvieran a mis objetivos. Pero eso seguiría siendo una maniobra para retorcerle la mano a Gas Natural en la negociación. Que todos los demás parezcan liderar el asunto sólo significa que la gente de comunicación ha sabido astutamente observar el entorno y pulsar las teclas que mejor les posicionen ante la negociación (por ejemplo, utilizando la sistemática campaña de Pedro J. contra Montilla, pero no creándola).
    Al final, ¿de qué se habla hoy? De una posible oferta por parte de la gasista a 30 euros por acción, que es el precio que querían alcanzar los de Endesa. El tema político se olvidará, porque no aspira a resolución sino a la controversia, pero Pizarro y Miranda se saldrán con la suya, que es a lo que iban, y su estrategia de comunicación habrá surtido efecto en la consecución de sus objetivos…
    Saludos. R.

    raúl solera dijo...

    Pues como me conoces R, sabrás que no soy amigo de "conspiranoias" quizá porque soy demasiado inocente o confiado o quizá también porque epistemológicamente es la actitud más racional, y permíteme que me explique:
    Si dices que algo es lo que parece, te podrás equivocar, pero sin duda acertarás con mucha más probabilidad que si dices que es exactamente lo contrario de lo que parece.
    Evidentemente estoy negando el conocimiento absoluto en favor del conocimiento probable, pero creer en el conocimiento absoluto ¿no es un poco como creer en dios?

    replicante dijo...

    Lamento tener que seguir disintiendo. Ese argumento puede ser válido en ciencias naturales, pero desde luego nunca puede aplicarse a materias relacionadas con la retórica. Esta, como arte de la persuasión, implica por sistema la ocultación del qui prodest o su inmersión en el marco de un presumible bien común. De eso va el debate sobre la españolidad o no de la eléctrica (a todos los niveles), por ejemplo.
    Pero si lo que estás proponiendo es el ejercicio del pragmatismo, entonces el camino que yo he elegido es probablemente más adecuado: quitarle todo el ruido que rodea al asunto y preguntarse qué beneficio esperan obtener las empresas implicadas. El de Endesa está claro: una mejor posición para negociar un mejor precio o mejores condiciones de salida para sus directivos.
    Ahí tienes, en mi modesta opinión, la conjetura más simple; y según tu razonamiento la más probable. No? Te toca… Saludos. R.

    raúl solera dijo...

    Siento, R, no poder seguir con la polémica por el momento, intentaré rescatarla de alguna forma en próximas entradas en la bitácora, hasta entonces gracias por tu aportación.

    replicante dijo...

    Un placer, siempre. Nos vemos en los bares. R.