viernes, diciembre 30, 2005

De memes y de búhos.

El término meme se desnaturaliza y vacía de contenido en la blogosfera para dar nombre a un jueguecito que excita mucho a determinados bloggers que consiste en que alguien publica un post en su blog con cualquier tema replicable por otros bloggers (por ejemplo un abecedario musical, una captura de pantalla del escritorio...) y lo lanza a una serie bloggers, generalmente amigos o conocidos.

La gracia de este experimento según sus autores es que reproduce la naturaleza viral o contagiosa de los memes, si el tema lanzado es más interesante, más bloggers aceptarán la invitación.

Sin embargo desde mi punto de vista se parte de un concepto equivocado de propagación ya que lo natural sería que el mal llamado meme contagiara / convenciera a aquel que lo leyera y no que el blogger actuara de terrorista electrónico tratando de propagar el meme como un arma biológica.

Por otra parte, aunque no bajo la apariencia de meme como juego si que ha surgido recientemente un meme auténtico que ha dado lugar a fenómeno de propagación realmente interesante.

Me refiero al fenómeno, campaña, iniciativa de blogs libres de publicidad (la del búho). Los microsiervos han seguido más o menos este fenómeno en la blogosfera hispana dado que fueron ellos los que dieron el impulso más fuerte a la campaña (wiki incluido) que originalmente provenía de la blogosfera americana donde no tuvo tanto éxito y de donde la rescató entre otras bitácoras la española Detalles dedicada al diseño gráfico más que a teorizar sobre la blogosfera.

Esta campaña se ha convertido en la blogosfera hispana en un auténtico meme de éxito con cualidades tales como la fecundidad (o contagio), longevidad (de momento ha llegado para quedarse) y fidelidad (respeto de los nuevos miembros del grupo a la idea original de ad-free blog).

Este meme dio lugar por reacción a otro meme que no ha tenido tanto éxito pero que ha demostrado la capacidad de los memes de mutar. El búho se ha convertido en conejito, lobito y hasta peluche. Pero estas líneas mutantes no han demostrado la capacidad del meme original de mantenerse fieles a sí mismas (múltiples interpretaciones y formas) ni su longevidad (el conejito / lobito, etc.. ha desaparecido del mapa de la blogosfera una vez que pasó el furor inicial) aunque su fecundidad original si que estuvo a la altura de la del búho.

Desde mi punto de vista este contra-meme está condenado a desaparecer, con lo que no quiero decir ni mucho menos que todas las bitácoras pasarán a ser libres de publicidad, sino que esta decisión formará parte de otros memes (meme de cómo crear una bitácora) y no logrará la independencia y autonomía que sí ha conseguido el meme ad-free blog (creo que forma definitiva).

Entradas relacionadas:


    publicado en: La blogosfera