martes, diciembre 27, 2005

La tristeza de lo efímero.

Probablemente uno de los grandes defectos de los weblogs es la imposibilidad, derivada necesariamente del formato, de distinguir lo accesorio de lo importante lo contingente de lo necesario.

Más de una vez he leído comentarios en algún post resaltando este hecho y he sentido la tristeza de ver como asuntos de gran relevancia o que pueden dar lugar a un debate de cierta intensidad quedan inmediatamente relevados al fondo del archivo. Porque ningún blogger puede dejar de actualizar su bitácora a riesgo de perder los lectores habituales que con tanto trabajo ha ganado.

Recuerdo hace no mucho tiempo, pero demasiado si lo medimos en la escala temporal de la blogosfera, un post en el blog de Gonzalo Cotorruelo sobre un discurso de Steve Jobs (que me permito rescatar artificialmente). Lo recuerdo bien porque fue la primera vez que a través de los comentarios participé en un debate en una bitácora.

El debate abierto aguantó a través de los comentarios durante unos días, pero cuando el post quedó demasiado oculto en el scroll bar, supongo que para los interesados pareció que el tema quedaba superado para dar paso a otros debates que difícilmente podían interesarnos tanto.

Y sin embargo, no puede reprocharse a Gonzalo que continuara actualizando su blog, entrada tras entrada porque es la ley de la bitácora, todos los gurus de la blogosfera lo recuerdan (regla nº7), la frecuencia de "posteo" es fundamental.

La duda y la tristeza surge cuando uno se pregunta ¿cuántos debates han quedado enterrados en el archivo de los millones de bitácoras que forman la blogosfera? ¿es justo y necesario?

No, idiota. Es la esclavitud del medio.

    publicado en: La blogosfera

    8 comentarios:

    José Joaquín dijo...

    Por medio de google me vienen visitas a posts viejos, que inclusive después de un año generan comentarios. Todo depende de que el tema permanezca actual. En mi caso hice una categoría llamada "Lo mejor", para que la gente conozca o vuelva a leer los posts a los que les tengo más cariño.

    raúl solera dijo...

    La pena de blogger es que no tiene categorías, estoy pensando como apañármelas para hacer un sustitutivo de las categorías, a ver si en la próxima semana lo consigo.
    En cuanto a google, después de ser nº1, por algún extraño motivo he desaparecido de las búsquedas, tengo que investigarlo.
    Gracias por el consejo.

    Gonzalo G. Cotorruelo dijo...

    La verdad es que es una pena que se pierdan las conversaciones interésntes. No podemos dejar de publicar habitualmente, pero seguro que podemos incluir un componente lateral a modo de typepad o la cóctelera en el que se muestren las conversaciones activas. Aunque quizás sería incluso mejor publicar posts mostrando la evolución de la conversación.

    raúl solera dijo...

    Lo del panel lateral nunca me ha gustado demasiado, uno cuando lee una bitácora, tiende a dirigir su vista al centro y no creo que se de importancia a lo que está en el panel lateral, además desgraciadamente blogger es muy limitado en ese sentido.
    Lo de publicar post mostrando la evolución de la conversación me parece más interesante, aunque no sé si los lectores lo verán como falta de ideas nuevas. Y además, para que quede bien puede exigir mucho trabajo, ya que los comentarios muchas veces abren líneas nuevas que exigen investigación y lecturas alternativas.
    No sé, podías ponerlo en práctica a ver como funciona.

    Gonzalo G. Cotorruelo dijo...

    Esta semana haré un pruebecilla...

    Rudy Girón dijo...

    Raúl, es interensate tu punto de vista. Yo empecé mi bitácora de fotografías con el nombre de Postales de La Antigua Guatemala, usando el sistema de fotolog.com, y pronto me dí cuenta que sólo las fotos de permitían decir lo que me cruzaba por la mente. Entonces, me mudé a Blogger y seguí así por unos meses hasta que me di cuenta que Blogger tampoco daba el ancho. A mí me gusta Blogger por su sencillez y porqué es realmente útil (me refiero a utilidad y no usabilidad), pero, no tiene toda la funcionalidad que no encuentra en WordPress y otros sistemas de bitácoras. Y hace un año (+/-) finalmente me mudé a WordPress y con ello decidí comprar mi dominio (rudygiron.com) y hospedaje para mi pasatiempo. Para entonces ya había llegado a la misma conclusión que vos ahora, y por ende, decidí llamar a mi bitácora Crónicas efímeras. En Guate360.com le han encontrado una solución o más bien varias con dos columnas laterales donde ponen los últimos comentarios, notas más comentadas, temas y un listado de bitácoras. Es un poco ruidoso, pero trae toda esa información al frente, para que alguien se detenga y pulse una nota anterior.

    raúl solera dijo...

    rudy, no he sido capaz de publicar un comentario en tu blog, no me aparecen los campos para nombre y email y me da el error:
    Error: por favor, complete los campos requeridos (nombre, e-mail).

    Rudy Girón dijo...

    Raúl, muchas gracias por el aviso. Ya arreglé la plantilla de comentarios que por alguna razón se "arruino".