domingo, mayo 28, 2006

¿No estoy mayor para descubrir a David Bowie?

La verdad es que mi colección de discos empezaba a echar telarañas y como la verdad es que no me atrevo a adentrarme en el siglo XXI sin ayuda me he decidido a renovar mis aficiones musicales a partir de la lista de los 500 mejores álbumes de la historia de la revista Rolling Stone del pasado septiembre.

De hecho ya había hecho un intento de hacerme con algunos CDs hace unos meses con la mala fortuna de toparme con la Fnac.es que te vende algo en su catálogo electrónico y dos meses después se disculpa porque no tiene existencias y no puede enviarte el pedido.

En fin, muchos de los discos ya los había escuchado pero he descubierto algunas cosas realmente interesantes:

  • Born to Run de Bruce Springsteen (1975). Lo cierto es que, aunque siempre le he tenido mucho respeto, nunca me había enganchado, hasta que escuché este disco de rock clásico y potente. Son ocho temas en los que parece que no queda un solo hueco para meter otra guitarra pero al final todo encaja y el Boss consigue un disco perfecto.


  • The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spider From Mars de David Bowie (1972). La verdad es que el nombre me sonaba algo pedorro y además pensaba que ya era algo mayor para que empezara a gustarme Bowie. Y sin embargo con este disco he descubierto que todavía soy capaz de emocionarme con la música. Es tan rematadamente bueno que luego he escuchado prácticamente todo lo de Bowie, aunque, en mi modesto entender, sólo Hunky Dory, se acerca algo a The Rise.


  • Horses de Patti Smith (1975). Resulta paradójico que esté renovando mi colección con un disco que salió el día que nací pero el disco es fantástico.


En fin, las ventajas de no tener una cultura musical enciclopedista es que con 31 años todavía puedes descubrir auténticas joyas.

Otros re-descubrimientos han sido los Beatles, que son sin duda los más grandes y que están en todas partes y Bob Dylan.

También he tenido algunos tropezones como What’s going on de Marvin Gaye que no es más aburrido porque no es más largo.

5 comentarios:

Pablo dijo...

Los de Bowie y Patti Smith me encantan. Y el de Marvin Gaye, aunque hay que reconocer que sí es un poco tostón.
¿Para cuándo unas sugerencias jazzísticas?

raúl solera dijo...

No te creas que es fácil pejblg, desgraciadamente, no creo que volvamos a descubrir un kind of blue nunca más.

mastegas dijo...

Hay discos sublimes y grandes músicos. ¿Por qué? Quizá porque nunca es tarde para descubrirlos.

Y con Bowie ocurre eso. Que uno no para de preguntarse: ¿por qué diablos no le di una oportunidad antes?

Por cierto, que Bowie parece que está siendo reflotado a través del cine. Tenemos un personaje muy influido por él en C.R.A.Z.Y., que ciertamente resulta entretenida aunque algo estirada en cuanto a metraje (además de las canciones que suenan durante la película), así como las adaptaciones de música al portugués en versión acústica que no dejan de sonar en Life Aquatic. Y eso por no hablar de que pronto lo tendremos actuando en el nuevo Nolan, The Prestige.

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. »

Anónimo dijo...

Excellent, love it! here