domingo, diciembre 16, 2007

Grace. Jeff Buckley (1994)

Grace es el primer y único disco de estudio completo de Jeff Buckley. Buckley era hijo del experimental y absolutamente insoportable (esto es una opinión personal) Tim Buckley del que afortunadamente no heredó musicalmente más que el apellido. Tras sacar Grace en 1994 vivió un tremendo éxito que tuvo algunos problemas para digerir. Jeff Buckley murió algo más de dos años después en 1997 en extrañas circunstancias ahogado en el río Wolf en la ciudad de Memphis en el que se zambulló voluntariamente y no salió por su propio pie.

Entre tanto pop, digamos, cerebral, radiofórmula camuflada y otras sandeces musicales que inundan el espacio radioeléctrico, escuchar Grace por primera ver es como recibir una descarga en el anestesiado centro de la sensibilidad musical, esté donde esté. Hace ya un año que descubrí a Buckley y cada vez que lo escucho sigo pensando lo que se vino a la cabeza aquella primera vez: “por fin música hecha con las pelotas”. Recuerdo que también pensé, “vaya, parece que este tío ha escuchado a Radiohead”. Después descubrí que Tom Yorke habla de Buckley como una de sus influencias.

No entraré en detalle de los temas que incluye, pero al menos diré que “Grace”, "Lover, You Should've Come Over" y "Dream Brother" son absolutamente espectaculares, hasta el punto de que estoy dispuesto a arrojar un guante a la cara del que se atreva a ponerlo en duda. Lo que sí tengo claro es que Grace es un disco compacto o como dicen los ingleses un "compact disc" no estoy convencido sin embargo de que sea un disco redondo, aunque m insiste en que aunque tenga un agujero en el centro sigue siendo redondo.

Bueno la verdad es que para lo que se escucha por ahí este es un discazo tremendo lleno de fuerza que te hace sentir más allá de unos auriculares. Sentir que podrías estar tumbado a la orilla de un río una noche fresca de primavera, con viento en calma y olor a cieno, mordisqueando una rama de avena mientras escuchas el sonido del agua que se mezcla con la música de un tiovivo de una pequeña feria de pueblo al otro lado de la orilla...

En fin, lo que es la música, algo más que sonido, algo más que cabeza, algo más que vientre.

1 comentario:

mastegas dijo...

Ya era hora de que te deleitaras con esta maravilla de disco.

Y ya que estás, dale también una oportunidad al Sketches for My Sweetheart the Drunk